Viajando Sin Prisa…

 

¡Hola! mis queridos viajeros, trotamundos, mochileros! Les confieso que  mi fuerte no es precisamente contar en letras mis experiencias de viajes,  es por eso que decidí que mi  primer post (de muchos que escribiré, espero que así sea) es acerca de como viajamos en la actualidad

538144_426327137399576_1974747045_n

Es mejor viajar despacio paso a paso..

Comenzamos…

Mientras que el mundo donde habitamos viaja (da vueltas)  a la misma 599198_426329024066054_261205596_nvelocidad desde que es mundo, sus habitantes, que históricamente disfrutaron de una vida sin prisa, en los últimos tiempos se han empeñado en andar de prisa de aquí para allá, apresurar el paso hasta el punto de perder la noción del viaje y contemplar segundo a segundo cada destino, cada ruta.

Esforzándonos un poco por recuperar esta noción ha surgido recientemente un concepto y afortunada me siento de ello,  ya que yo soy una de esas personas que no me gusta llevar prisa a la hora de decidir mi destino,   este concepto del cual les hablo es, aprender a vivir la vida para vivirla,  viajar sin prisa.  ¿A qué me refiero con esto?

Viajar sin prisa significa disfrutar las experiencias del viaje: es involucrarte en las actividades cotidianas con los locales, aprender cómo viven, conocer qué comen, su cultura, lenguaje, los pequeños detalles que hacen un lugar único.  Es una filosofía que le apuesta por integrarse en el lugar de destino, comunicarse con sus habitantes y formar parte de sus costumbres

PicMonkey Collage

Prueba, conoce, comparte

Con esto se me vino a la mente una pequeña anécdota que les comparto.

Hace unos meses decidimos una amiga y yo embarcarnos a la aventura de viajar a Europa, con un itinerario que volvería loco a cualquiera, nuestra idea inicial fue conocer 15 países en un mes y medio.  Díganme si no es esto maratónico, claro que esto no lo hicimos, sólo recorrimos 9 países a los cuales nos hubiera gustado dedicarle más días.

Caminamos  las calles de París, de Londres; nada que ver con el “slow trip” viajeros pero ahora que lo recuerdo, si pude experimentar por sólo 24 hrs. este “slow travel” del que ya tanto les he venido hablando y fue estando en Sevilla, España. Todavía recuerdo la tranquilidad de sus calles, la calidez de la gente y ese deliciosísimo helado! Que ganas de comerme uno ahora, tan pintoresco. Tantas ciudades, cual libro abierto nos permitieron aprender más de la cultura de esos pueblos que en una enciclopedia.

Ese mismo placer encontré visitando uno de mis pueblos mágicos: Mascota en Jalisco, me escaparía cada vez que pudiera, es un pueblito pleno, lleno de historia y lo mejor de todo esto es, que casi no cuesta dinero.

PicMonkey Collage

Mascota , Jalisco

La verdad es que se podría ampliar el concepto de riqueza o de gastar dinero, ahora mismo tenemos una idea de riqueza muy conceptualizada, vinculada exclusivamente con el dinero y el dinero como decía el filosofo Arthur Schopenhauer, es una felicidad abstracta,  pero esta felicidad abstracta comienza a darte problemas cuando intentas concretarla, porque cualquier gasto o cualquier actividad está llena de limitaciones, de dificultades y puede que no se te regrese en satisfacciones, sino en dolores de cabeza. Además, si la felicidad fuese tener 20 millones de euros en el banco, ya se sabría a estas alturas de la vida y de la sociedad.

Siempre he creído o por lo menos a lo largo de mi corta experiencia, que la diferencia esencial entre una persona culta y una que no lo es; es que cuanto menos sabes más tienes que gastar para divertirte.  Lo puedes ver en las vacaciones: las personas menos cultivadas necesitan más dinero, mientras que las personas más cultivadas  pueden pasear más ligeros, con más calma, ver museos, recordar anécdotas, van produciendo por sus propios recursos momentos que les salen prácticamente gratis.

Este movimiento de “viajando sin prisas” nació hace algunos años, como una reacción a un ritmo de vida estresante, considerado por los especialistas como la enfermedad del siglo XXI y las costumbres estadounidenses de recurrir a la comida rápida, el comer caminando o en los centros comerciales mientras se va de compras, costumbres que han afectado en nuestra cultura y calidad de vida.

Los invito a que nos unamos a este movimiento slow (despacio), que pretende recuperar el placer de vivir sin prisas, disfrutando de la riqueza que supone la diversidad y los pequeños placeres de la vida. Esta filosofía, para mi fortuna se ha vuelto a retomar ahora en la manera de viajar y que muchos conocen como “slow  travel” (viajar sin prisa), acompañado de las “slow cities” (ciudades sin prisa).1b.jpg

No se descubre nada nuevo asistiendo a los brunch dominicales que atraen turistas y residentes  a modernos hoteles: se descubre más entre mas se trepa a la montaña para encontrar nuestra pequeñez y vernos a nosotros mismos, descubriendo la inmensidad  de la naturaleza.

Otra característica de este movimiento, es la defensa de consumir lo local, lo que la región produce. Desde poder deleitarse con una rica comida típica acompañada de un buen vino, todo lo opuesto a las hamburguesas o comida tipo buffet. Con esto quiero remarcar que nuestra cocina mexicana, y latinoamericana antes que la extranjera busca defender la cultura de los locales, su comida, su folclor y nuestro estilo de vida,

Probablemente al estar leyendo esto, se preguntaran qué cosa nos quiere decir con viajar sin prisa, si al fin de cuentas sólo es tomar la decisión de hacer  maletas   fijarte un destino y a volar! Pero no lo considero así, es por esto que muchos de nosotros caemos en la “fast life” (vida con prisa) que ha alcanzado al viajero moderno  con viajes programados, los paquetes todo incluido, los hoteles low cost que ofrecen unos servicios mínimo, para que la persona sólo pase un noche y cada vez se vuelve más frecuente esta tendencia. Los turistas de hoy desean  visitar  lo máximo posible en un tiempo record,  no se comunican con los locales, ni se acercan a sus costumbres: planifican  cada paso12038260_10153744423280530_7309883342595062007_n de la visita, se sienten seducidos por viajar lo más lejos posible y acaban pasando más tiempo en el avión, tren o carretera que el destino.

Los vuelos de bajo costo permiten caer en la tentación de viajar a ciudades lejanas, para pasar unos días maratónicos de un fin de semana donde el estrés de la vida cotidiana no se abandona ni durante las vacaciones.

En cambio el estilo “slow travel” es como el mochilero, donde el objetivo del viaje no es visitar una ciudad o zona, sino descubrirla, conocerla, disfrutarla y  para esto es imprescindible no  tener prisas, elegir un destino que sea viable conocer en los días de los que disponemos, no marcarse metas muy exigentes y atreverse a improvisar.

Una máxima de este espíritu es disfrutar, tanto del viaje como del destino, es como elegir el tren para contemplar el paisaje o la bicicleta para sumergirse en la naturaleza, de este modo se evita el avión y la obsesión de hacer en coche el máximo número de kilómetros, por hora sin permitirse parar en los pueblitos agradables que se encuentran por el CAMINO.

PicMonkey Collage.jpg

Slow Travel  compartan sus ¡emociones! ideas ,historias

Esperando que  me lean viajeros, mi idea principal con todo esto  es en definitiva que convivan  con los lugareños, compartan sus  ideas, historias, costumbre, vayan y descubran en lugar de sólo mirar como quien contempla un escaparate. Tal vez me quedo con más que contarles, pero para ser mi primera vez creo que no está nada mal.

Recuerden, vivan al máximo como si fuera su último destino, el cual siempre los llevará a conocerse más y más…

Gracias! por permitirme ser parte de tu próxima aventura  a VOLAR! y me encanta la idea de poder leer tus comentarios . mientras tanto esperen La siguiente historia…1907818_833412720024347_1330461948698700025_n

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s