Viajando al pasado, para forjar el futuro

¿Alguna vez te has preguntado lo que ha pasado ahí, mientras visitas algún monumento o sitio famoso? ¿Somos realmente conscientes de lo que significa estar parado sobre un lugar con cientos o tal vez miles de años de historia?. Lugares llenos de recuerdos, de memorias, hechos y situaciones, que sucedieron entre personajes que ahora conocemos por los libros, pero que tal vez fueron protagonistas en aquellos relatos que los juglares transmitieron en sus cantos, antes de que la palabra fuera escrita.

Cambodia 2.0 - Angkor Wat 132a copy

Hace unos días caminaba cerca de la medianoche por el Barrio Gótico de Barcelona, era una noche como cualquier otra. Paseabamos por una calle estrecha y serpenteante como casi todas en esa zona. Éramos un grupo de 5-6 personas, cuando de pronto note que íbamos pasando por un lugar que para mi es muy especial, pero que ninguno de mis acompañantes conocía o por lo menos no reconoció en ese momento. Sin saberlo se estaban adentrando en la antigua ciudad romana de Barcino…

JPEG image-B0C00B050D5F-1

Una protuberancia en la pared izquierda, de rocas antiguas dañadas por el paso de los años, son lo único que queda de lo que debe haber sido un arco majestuoso, bordeado por una muralla impenetrable que protegía la ciudad condal de los ataques enemigos y servía como aduana para recaudar los tributos del comercio y era un filtro para aquellos forasteros que antes de entrar a la ciudad debían bañarse en el río que bajaba por donde hoy concurre la famosa rambla para evitar el contagio de la lepra y otras enfermedades de la época.

Para mi fue un momento mágico, una sensación de asombro y a la vez de reflexión. Por un breve instante, imagine los vestidos y carruajes de la época tirados por caballos; el sonido de los mercaderes y transeúntes de lo que probablemente era uno de los puntos más importantes del imperio romano de occidente y en su época uno de los sitios tal vez más relevantes cultural y comercialmente en el mundo entero. Sin embargo, un par de miles de años después, no eran más que un montón de rocas apiladas que pasaban desapercibidas a sus visitantes. Por un momento me alegré de haber tenido el conocimiento sobre ese preciso lugar, pero a la vez sentí la urgencia y la angustia de compartirlo con el mundo o por lo menos con mis compañeros… pero ese soñar despierto que por un instante me trasladó a una época de emperadores, hizo que mis amigos se me adelantaran lo suficiente como para que mi historia no cobrará sentido. 

IMG_0583

Ahora me pregunto ¿por cuántos sitios he pasado yo durante mi vida viajera, que han pasado desapercibidos a mi ser? Deben ser cientos, miles, decenas de miles cada uno de ellos especiales y con una historia que contar, simplemente hay que saber escuchar y prestar atención a los detalles.IMG_0582

Afortunadamente durante esta vida viajera he tenido la oportunidad de visitar lugares increíbles, llenos de historia y recuerdos… Restos de ciudades milenarias con impresionantes construcciones como el coliseo romano que vivió en carne propia las batallas de gladiadores y esclavos que luchaban por su vida contra bestias de otros mundos distantes, o perderme por las ruinas de la antigua ciudad de Pompeya donde sus habitantes yacen bajo la ceniza del vesubio.

Cambodia 2.0 - Angkor Wat 330 copy

He sabido disfrutar de un amanecer en los magníficos templos de Angkor Wat, que resguardan con su esplendor, lo que en su tiempo fue la ciudad más grande del mundo. Presenciado ejércitos de terracota, que aun después de miles de años protegen a su emperador en el más allá, con sus vestidos de colores, sus armas de madera con puntas de lanza que aún perduran después de que la madera cedió a la humedad y el paso de los años.  Descender por los peldaños que me llevaban al corazón del templo de las inscripciones, una pirámide maya para presenciar la imagen del “astronauta” que yace en Palenque, bajo el resguardo de la selva lacandona.

640px-Ajuar_funerario_de_Pakal_el_Grande_(Museo_Nacional_de_Antropología)

Credito Foto: Wikimedia Commons (El comandante)

Otros lugares me han hecho saltar las lágrimas y poner la piel de gallina como los fríos salones llenos de pertenencias de los antiguos ocupantes del campo de concentración de Auschwitz, o la pared de fusilamiento donde miles de inocentes dejaron atrás sus cadenas y fueron liberados de su injusto encierro. Fue justo ahí a la entrada de uno de los bloques, donde recuerdo claramente un cartel que leía la frase:

“Aquel que no recuerde la historia, está condenado a vivirla de nuevo”                    George Santayana

Y años después me doy cuenta de lo cierto de la frase mientras leo el reglamento y sus castigos consecuentes a los que se atenían los presos de la S21 en Phnom Penh, bajo el mando de Pol Pot y su inhumano Khmer Rouge que a pocos kilometros de ahi llenaron los campos de la muerte.

IMG_0585.JPG

Algunos lugares, incluso parecen sacados de un relato surrealista. Donde los árboles escupieran los restos de guerras antiguas, como en Ayutthaya donde hace cientos de años los birmanos invadieron el reino de Siam (hoy Tailandia) degollando los budas que encontraban a su paso, algunas de ellas resistieron a la muerte y encontraron nuevos cuerpos que sorprenden a locales y viajeros.

Thailand 2.0 - Ayutthaya 016 copy

La lista es interminable… todos y cada uno de estos lugares y muchos otros más que se han cruzado en mi andar me han enseñado cosas que los libros no pueden transmitir, que la tinta en sus paginas no es capaz de reproducir, pero que se complementa con los olores, las texturas y las vivencias de estos sitios que algún día no fueron más que un lejano relato de mi profesor de historia. Viajar me ha permitido estar ahí, aprender de ellos, dejarme transmitir esas vivencias que con el paso de los años me ayudan cada vez más a entender el presente, quiénes somos y hacia dónde debemos ir como sociedad en este siglo XXI.

Viaja, disfruta, conoce, investiga y aprende… Cada sitio tiene un pasado y una historia que contarte, abre bien los ojos y “para” las orejas, deja que el pasado te ayude a definir tu futuro.

Saludos Viajeros,

Diego Carrillo

Recuerda compartir y no olvides seguirnos en nuestras redes sociales FacebookInstagramTwitter.


Mexicano por nacimiento y ciudadano del mundo por elección, Diego actualmente vive en Barcelona. Apasionado de los viajes y las diferentes culturas, disfruta de fotografiar todo aquello de sucede a su alrededor mientras viaja. Sobretodo capturar aquellos momentos cotidianos de la vida en otras latitudes y que al ojo del viajero pueden parecer exóticas.

Su reto de vida: conocer, experimentar y disfrutar más países que los años de vida que tenga. Asi que espera vivir más de 200 para poder conocerlos todos.

Motto: “Vivo para viajar, Viajo para Vivir!”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s