Antes y después.

Siempre que hago una remembranza de mi vida, definitivamente surge un antes y un después de alguna situación.

Y creo que eso es algo muy normal en todos nosotros.

En mi caso, efectivamente hay ese antes y después…

… de un viaje.

Cuando realice mi viaje a Europa (España, Francia e Italia) tenía tan sólo 17 años y unas inmensas ganas de comerme el mundo. De salir de todo y volar lo más lejos posible.

Y así fue.

El principal motor para realizar el viaje fue una invitación a la Jornada Mundial de la Juventud. Evento católico a nivel mundial que se celebra con el Papa.

Mi viaje duró aproximadamente un mes, visite tres países, casi 20 ciudades y un sin número de experiencias y memorias.

Cabe mencionar que fue en el año 2000, así que las cámaras digitales, los celulares con cámara, Facebook y otras muchas cosas que ahora nos son de lo más comunes, no existían en ese año.

Así que plasmaré sólo mis memorias, los recuerdos más bellos y las mejores experiencias. Las fotografías se quedaron impresas, en algún álbum, en alguna caja de mudanza.

Las tarjetas telefónicas con las que llamaba a mis padres desde Italia, siguen en mi “caja de los recuerdos”, así como algunos mapas y mensajes en servilletas que nos envíabamos en el grupo de viaje.

Fue un mes de risas, llantos y emociones.

El primer viaje de 12 horas en avión, un cambio de horario “terrorífico” y una maleta llena de cosas que créanme, no necesite. (Es de ahí que viajo ligera, SIEMPRE).

Primera parada, Madrid, hoteles, restaurantes, lugares típicos, caminatas. Tours, personas que te ayudan con tu equipaje. Comodidad.

Una ciudad que tiene todo para ofrecerte. Gente amable y amigable. Lugares fascinantes y toda una cultura de alegría.

Lo mismo fue en Zaragoza y Barcelona. Deliciosa comida, definitivamente la mejor paella que he comido fue en Zaragoza.

2015-06-18-13-22-20_deco

Lugares en los que me identifique en muchos aspectos. Pero sobretodo en la alegría de la gente.

Francia, nuestra segunda parada.

Lugares con lujos, más seriedad y una gastronomía riquísima.

Sólo visitamos dos ciudades en ese país, y aunque no fue suficiente, puedo decir que regrese con una muy buena impresión de ese lugar.

Su limpieza es excepcional.

Mónaco. Un lugar muy pequeño, pero con muchísimo por ofrecer, si visitas de día, te aseguro que quedarás invitado a pasar más de un día ahí, ya que su vista de noche es increíble.

Las luces, los autos de lujo, el Castillo. En fin. Como ya mencione, un lugar pequeño pero con gran historia.

Y por ultimo, pero no menos importante, visitamos Italia.

Parte de mi corazón se quedo allí.

Fue el país donde más lugares visitamos.

Después de España y Francia, donde los hoteles y la comodidad fueron protagonistas, en Italia el viaje dió un giro total, terminando por dormir una noche en las hermosas calles de Roma.

¡Algo increíble, fascinante y lleno de risas!

Y debo aclarar el porque de dormir en la calle, después de un largo recorrido, esperábamos que nos asignaran un lugar para hospedarnos (recordemos que el propósito principal del viaje era la Jornada Mundial de Juventud, en Roma). Después de esperar por horas por una respuesta para el lugar, las personas encargadas sólo nos dijeron que nos darían una respuesta por al mañana, así que el cansancio nos venció y optamos por extender nuestras bolsas para dormir en la calle y ahí quedarnos esa noche.

Y que va de estar en un hotel con personal que te apoya con tu equipaje a dormir en la calle cargando tu misma tu equipaje que pesa casi el doble porque ya compraste los “encargos” y regalos para todos.

Italia es un país donde, desde mi punto de vista, encontrarás de todo.

Desde la alta costura en las calles, hasta las personas mas sencillas en su vestir.

Ciudades con muchísima seriedad, otras con mucha alegría y otras con bastante amor.

Como Verona, donde definitivamente tienes que hacer una parada para conocer la famosa “Casa de Julieta”  o Venecia donde el paseo en góndola es requisito.

Italia definitivamente me enamoró. Y tal vez por sus paisajes, su gastronomía, su cultura, sus ciudades. Pero creo que mi recuerdo es más por la experiencia vivida en ese lugar.

Una etapa muy difícil de mi vida, una situación familiar difícil, una adolescente “revelde” y un viaje que tendría una enseñanza más fuerte de lo esperado.

En Italia apredí a valorar mi hogar, mi cama. A añorar el sazón de la comida preparada en casa. A tener Fe, y no me refiero a una cuestión religiosa, me refiero a la Fe en mi, a creer que puedo y quiero hacer las cosas, a saber que soy capaz de más de lo que creo. Me refiero a esa Fe que todos tenemos en nosotros mismos.

Aprendí que el perderme en una ciudad no es tan malo como parece, y tal vez si muy divertido.

Conocí a una par de señoras que nos dieron hospedaje y me enseñaron lo que es compartir una comida con una charla amena, aunque no se hable el mismo idioma. Y que un idioma no es impedimento alguno para muchos, es mas, yo diría que para la mayoría de nosotros. No hablar el idioma de donde te encuentras, te expone a situaciones mas divertidas e inesperadas.

Comprendí que muchas veces lo planeado no se lleva a cabo como esperas y que no por eso se “acaba el mundo”.  Que tal vez hoy pueda estar en una comodidad total y mañana este disfrutando de lo mas austero que pueda tener.

También entendí que hay muchas cosas en la vida que a veces, por pequeñas que parecen, son las cosas que nos marcan y nos dejan algo especial.

Fue un viaje especial, un viaje que me marco, que marco mi vida.

Un viaje que definitivamente esta en mi lista de “las cosas que volvería a hacer en mi vida”.

No hay fotos digitales, pero hay memorias y recuerdos que seguido se hacen presentes y me hacen sonreír por el simple hecho de tenerlos.

¿Te gustó el articulo? Recuerda que puedes compartirlo y no olvides seguirnos en facebookinstagramtwitter.

¡Quiero Volar!

Alondra M.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s