Sedona, un lugar con magia.

El Gran Cañón del Colorado, es característico por su belleza e inmensidad, por esa paz y tranquilidad que transmite y te hace desconectarte del mundo por un instante.

Ubicado en el estado de Arizona, Estados Unidos, es un lugar bastante visitado durante todo el año.

Un lugar que te permite estar en contacto directo con la naturaleza y su grandeza, y si lo ves por el lado espiritual, asimilar muchas cosas que tal vez tengas en ti.

Pero en esta ocasión, a pesar de ser un lugar un tanto obligatorio en los Estados Unidos, no hablaré del Gran Cañón, si no de Sedona. Que a pesar de ser diferente hace mucha referencia al Gran Cañon.

dsc_0032

Sedona es un pueblo pequeño, pero con mucho por mostrar. Situado a casi dos horas y media del Gran Cañón, es un lugar que claramente ejemplifica lo que es el “viejo oeste”.

Si alguna vez viste la película Cars, créeme, ¡Estarás en medio de sus calles y gasolineras!

Ha sido lugar para famosas filmaciones y grandes memorias.

Es un pueblo, rodeado de montañas rojizas y una espectacular vista tanto de día como de noche.

¿Y por qué decidí Sedona?

Generalemente, al elegir mi destino cuando viajo, depende mucho de varios factores y en esa ocasión mi estado de ánimo no estaba muy bien que digamos, así que decidí buscar un lugar con bastante paz, para poder disfrutar y, como ya mencioné, “desconectarme” por un momento de la vida en la ciudad y todo su “ajetreo”.

¿Les ha pasado que deciden viajar estando con el animo un tanto bajo?

Pues así fue.

dsc_0151

Encontré Sedona por casualidad, buscando lugares especiales para descansar y estar en contacto con la naturaleza. Así que emprendí el viaje por un par de días a un lugar del que sólo sabía me encontraría con mucha cultura y paisajes rojos.

Para llegar volé a Phoenix, Arizona y de ahí en auto manejamos unas dos horas hasta Sedona.

Mi primer impresión sobre el lugar fue la tranquilidad que se siente al estar ahí. A diferencia de Phoenix que es una gran ciudad, Sedona apenas cuenta con unas calles principales y muy pocas colonias. Un par de casas por aquí, otro par por allá. Algunas cabañas y todo rodeado de montañas.

Es conocido también por ser un lugar vacacional para muchos y por tener esa gran armonía que es obvio no es nada comparado con las grandes ciudades.

Puedo decir que hay una “vibra” especial en ese lugar. Una gran historia entre sus calles y un afán por conservar la cultura Indio Americana que aún prevalece ahí.

Entrar a cualquier lugar significa oler incienso, respirar respeto y calidez.

Caminar por Uptown es algo obligatorio, sus tiendas llenas de “kachinas”, artesanías tradicionales hechas a mano, joyería y atuendos típicos, son de las cosas que más encontrarás.

dsc_0021

Comer carne de bisón y además poder ver el atardecer y las brillantes estrellas en la cima de alguna montaña. Es todo eso que imaginas y deseas al estar en la ciudad y que puedes tener cuando menos lo imaginas.

La amabilidad de los habitantes es única, o al menos yo, no encontré ningún mal trato durante mi estancia.

Es impresionante voltear a cualquier lugar y encontrar una roja roca inmensa e imponente que te dice cuanto más hay por descubrir.

Como dato interesante, Sedona cuenta con muy poco alumbrado público en las calles durante las noches, esto con el fin de que puedas apreciar el inmenso manto de estrellas que tendrás cuando la ciudad se torna oscura y lo único que ilumina es el cielo.

Durante el día, actividades como escalinatas o caminatas, adentrándote a las montañas, son básicas para conocer más a fondo parte de los paisajes.

Paseos en Jeep, helicópteros o autos, son otro tipo de actividades que puedes realizar para llegar a diferentes lugares cercanos.

Mi recomendación especial es la capilla de la Santa Cruz y la villa de Tlaquepaque, lugares que te puedes perder.

dsc_0134

Sedona te ofrece hermosas vistas, muchas actividades y bastante cultura.

Esta vez, escribo un artículo con información básica de un lugar que me fascino y me dejó maravillada por tanto que tiene para ofrecer. Un artículo para que si en alguna ocasión tienes oportunidad de visitar lo hagas.

No siempre se cuenta con una vista tan maravillosa, te puedo compartir que mi estancia en este mágico lugar fue totalmente grata, no está de más mencionar que es sumamente económico.

Tal vez mi estado de ánimo no era el mejor en ese momento, ¡Pero créanme que regrese con un mucho mejor animo del que me fui!.

¿Les ha tocado elegir un destino que te sorprenda más de lo que esperabas?

Comparte tu experiencia.

¿Te gustó el articulo? Recuerda que puedes compartirlo y no olvides seguirnos en facebookinstagramtwitter.

¡Quiero Volar!

Alondra M.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s