Islandia: Un sueño llamado Aurora Boreal

Aurora boreal

Recuerdo la primera vez en que escuché sobre las auroras boreales, cómo era que se formaban y de los contados lugares que tenían la fortuna de ser anfitriones de tan increíble evento natural, fue como si me estuvieran contando sobre una novela.  En aquel entonces eran escasas las fotografías o la información que había al respecto, pero conforme fue pasando el tiempo y entré a estudiar la universidad fui conociendo más de ellas, empecé a investigar los lugares a los que tendría que viajar para poder verlas y a soñaba con fotografiarlas algún día. Pero son tantos mis sueños respecto a viajar y conocer lugares, que tuvieron que pasar aproximadamente 15 años desde que descubrí que existían, hasta poder verlas en vivo y a todo color.

Fue a mediados de 2016 que me dieron la resolución de una demanda por un vuelo perdido, en dicha resolución me otorgaban un pasaje redondo de México a España con fecha limite a cambiar hasta febrero de 2017.  Así que era la fecha ideal para poder trasladarme a algún lugar de Europa como Noruega, Islandia, Rusia o  Finlandia,  sitios donde se da este fenómeno; porque deben saber que la mejor época para ver auroras boreales es en otoño e invierno de octubre a febrero, meses en los que hay mayor obscuridad.

Así que decidí cambiar mi vuelo para inicios de año 2017, y darle la bienvenida al año nuevo  viajando. Desempolve mi sueño llamado aurora boreal y me dispuse a investigar cual sería el destino  que me haría cumplirlo. Después de checar costos, tiempos, recomendaciones de foros y accesibilidad decidí que el lugar idóneo para emprender esta nueva aventura sería Islandia.

¿Cómo llegar a Islandia desde España?

vuelo-islandia-norwegian

Volando sobre Reikiavik

Viajar de España a Islandia es bastante fácil, ya que se cuenta con vuelos directos de bajo costo por medio de la aerolínea Norwegian, puedes volar de Madrid a Reikiavik con un coste aproximado de 150 a  200 euros, en vuelo redondo y sin escalas.

Las razones por las que elegí Islandia para cumplir este sueño fue por qué, desde Reikiavik la capital Islandesa puedes tener la posibilidad de ver las auroras o a escasos kilómetros de la ciudad sin tener que buscar más vuelos o trayectos largos para encontrarte con alguna luz del norte.  Islandia ofrece un sin número de paisajes irreales por conocer y fotografiar, de hecho ha sido escenario de series y películas que inspiran a la aventura y por si fuera poco, debo mencionar que  es la tierra de Sigur Ros y Bjork. Además  el tiempo no es tan congelante como en otros lugares del círculo polar, la temperatura va de los  -10º C. a 5º C. dependiendo de la zona donde te encuentres.

Algo que debemos tener muy claro es que encontrarse con una aurora boreal es como una bendición, ya  que la probabilidad de encontrarse con una es de un 30% por día según los expertos, esto debido a que se tienen que conjugar ciertas cosas para que este fenómeno sea perceptible para el ojo humano.  Las auroras se producen por la colisión de partículas procedentes de la atmósfera solar y la atmósfera de la Tierra, dando lugar a sombras espaciales que flotan sobre los hemisferios norte y sur.  Para poder verlas se debe contar con un cielo despejado y una noche sin contaminación lumínica, aquí es importante hasta seguir el calendario lunar para omitir ir en temporada de luna nueva.

¿Dónde hospedarse en Reikiavik?

Así que después de documentarme sobre las posibilidades de ver una luz nórdica, empecé a planear lo que sería mi viaje a Islandia. Ya con el vuelo redondo comprado de Madrid a Reikiavik en una fecha sin luna nueva, me dispuse a buscar dónde hospedarme. Honestamente esta parte no fue la más sencilla ya que Islandia es un país caro y la disponibilidad de hospedaje para fechas invernales  es tan reducida como en verano, al parecer somos muchos los que deseamos ver una aurora boreal en Islandia.  Después de buscar y rebuscar, tomé la decisión de hospedarme en un hostal llamado Reykjavik Hostel Village,  que cumplió bastante bien con mis expectativas de un lugar cómodo para descansar, accesible en cuanto a movilidad, cerca del centro y de las principales atracciones de la ciudad, además a un costo bastante razonable (50 euros por noche en habitación privada con baño compartido).

Hotel-village-islandia

Invierno en Reikiavik  desde Hotel Village

No dejes el tema del alojamiento para el último minuto, reserva cuanto antes tu estancia para que así tengas más opciones y mejores precios, yo recomiendo ampliamente hacerlo a través de Booking y también existen excelente opciones por medio de airbnb, siempre y cuando reserves con bastante tiempo de antelación porque en verdad se agotan rapidísimo los mejores lugares de hospedaje.

¿Cómo llegar del aeropuerto Keflavík al  centro de Reikiavik?

Después de tener vuelos y hospedaje, tenía que averiguar cómo llegar del aeropuerto al hotel o mínimo al centro de la ciudad, pero tome un respiro al saber que hay autobuses llamados flybus, son súper prácticos ya que te llevan del aeropuerto hasta la puerta del lugar donde te vas a hospedar. El transporte público no llega al aeropuerto, pero esos autobuses te libran del problema por 25 euros, no es muy económico pero es mucho mejor que pagar los 100 euros que te cobraría un taxi. Existe otra compañía de autobuses operada por GrayLine que también es muy recomendable y un poco más barata, el trayecto es de 21 euros, pero sólo ofrece servicio para determinados hoteles y centro de la ciudad.

flybus-one

Rumbo a cumplir un sueño llamado Aurora Boreal

Ya con la tranquilidad de tener donde dormir y como llegar al hotel, volví al objetivo principal: el ver auroras boreales, debido a que tenía muy pocos días para lograrlo, decidí contratar un tour. Mucho de los viajeros que van en grupo deciden rentar un auto y aventurarse en la búsqueda de una, yo en esta ocasión no tenía el tiempo de arriesgarme por la Isla, así que decidí dejarlo en mano de los expertos. Después de ver las opciones que tenia de múltiples compañías que ofrecen el ver auroras boreales, elegí a GrayLine que a mi parecer es una excelente compañía de renombre internacional, además te ofrecen varias opciones de poder disfrutar la experiencia con diferentes presupuestos y lo mejor es que en caso de no ver la aclamada aurora te reponen el viaje hasta lograrlo o hacerte el rembolso de lo invertido. 

banner-dummy

Después de contratar el tour me sentía más que preparada para ir por mi sueño, tenía la fecha de vuelo reservada con letras enormes en la agenda, honestamente moría de nervios, me veía en los sueños tratando de entender lo que me decían en Islandés, pero todo eso finalizó al llegar el día de volar, ese día me encontraba bastante entusiasmada y al llegar al aeropuerto me sorprendí de lo amable que es la gente (obviamente no me hablaban en Islandés sino en inglés) y de lo accesible que es estar ahí. El aeropuerto es muy pequeño así que la probabilidad de perderte es nula y el encontrar los puntos de partida de los autobuses es muy fácil, literalmente se encuentran en la puerta de salida del aeropuerto.

Así que llegue a Reikiavik, tome el autobús hacia el hotel y lo primero que hice fue confirmar mi tour para ir en búsqueda de la aurora boreal esa noche. Pero fue ese día que comprobé que la probabilidad de verla es baja, porque me informaron que esa noche no habría expedición debido a que el cielo no se encontraba despejado y seria en vano ir a buscarlas, pero que podría programarla para el día siguiente y ellos se comunicarían conmigo en caso de cancelación. Así que tuve que esperar no sólo ese día para poder verla, si no por 2 días más. Fue hasta el cuarto día de mi estadía en Islandia que por fin el cielo, la luna, el sol y demás condiciones climatológicas se pusieron de mi parte. Es por esto que recomiendo programar desde el primer día la búsqueda porque no sabes en realidad cuando será el día que la naturaleza te regalará el poder ver lo maravillosas que son las luces del norte.

islandia- aurora borela

Aurora Boreal en Islandia

Por fin llegó el día en que mi sueño se cumplió, un jueves 26 de enero de 2017, ese día el  cielo  se abrió y pudimos observar las auroras boreales, lo que se siente es algo indescriptible, en primera está la sensación de congelamiento por tu cuerpo a pesar de que solo estuvimos a -7°, a eso se le suman las mariposas en el estómago por la emoción de ver una luz del norte porque en realidad no es nada fácil encontrarlas, además de que no son tan perceptibles al ojo humano como lo hacen ver en los videos o fotografías. Vale la pena totalmente pasar el frío, las horas de vuelo, las horas de carretera y cada peso que se gasta por ver las maravillas de la naturaleza.

Durante este viaje a Islandia cumplí un sueño llamado aurora boreal y regrese enamorada de un país que tiene mucho más que ofrecer de lo que imaginaba, fue una semana dónde tuve la oportunidad de recorrer el sur del país y maravillarme con todo lo que ofrece. Esperen próximamente en Quiero Volar más sobre este recorrido y conozcan junto con nosotros esta alucinante nación.

Recuerda que puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro facebook y no olvides seguirnos en nuestras diferentes redes sociales como twitter e IG.

Reikivik-Islandia-Gina Santoscoy -Quiero Volar

Costa de Reikiavik, Islandia

GINA SANTOSCOY

Comunicóloga de profesión, fotógrafa y viajera por vocación. Mujer enamorada de la vida.

Si te ha gustado este artículo y si crees que le puede ser útil a alguien más ¡Comparte!.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s