El bicho viajero…

Volar en Gobi WM

Las colinas de fuego en Mongolia

No sé ustedes, pero yo aún no he terminado un viaje y ya estoy pensando

F4882DEF-B555-4196-9E29-B5462AF8154F

Dunas en el desierto del Gobi

en el siguiente. Esa extraña sensación de alegría al imaginar tu próximo destino, tu próxima aventura, a dónde te llevará ese próximo camino.

Siempre he dicho que viajar es como una bendición y maldición a la vez, es imposible parar una vez que comienzas a descubrir el mundo. Siempre habrá un lugar más remoto, más exótico, más, más, más… Ese bicho raro, que te pica las tripas cuando te quedas estático, que te hace querer volar al primer destino que apareciera frente a ti.

El inicio transiberiano WM

Comenzando la aventura transmongoliana desde Beijing

No hay mejor manera de apasionarte más por los viajes que cuando llevas tu mochila al hombro y compartes un momento con algún otro viajero, que te cuenta historias de aquel lugar increíble donde conoció a personas maravillosas y pasó momentos inolvidables. Por qué, aunque no nos demos cuenta, así sonamos cada uno de nosotros cuando hablamos de nuestros viajes y aventuras. Sin darnos cuenta estamos contagiando a quien nos escucha de ese bicho viajero.

Riding faith WM

Aquel tren tailandes donde me contagie

A mí me ha pasado más de una vez… mi mayor recuerdo fue en el año 2002. Recién había llegado a Tailandia, había pasado unos días increíbles en Bangkok, disfrutando de su caos con olor a curry y licuados de frutas tropicales. Así  después de 3 ó 4 días en la capital decidí tomar dirección norte, rumbo a la jungla del triángulo dorado que se forma con las fronteras de Laos y Myanmar (la antigua Birmania). Me

Nomadas WM

Vida nomada en Mongolia

embarqué en un tren con destino a Chiang Mai y en ese largo viaje conocí a un viajero desconocido del cual no recuerdo su nombre, sé que era alemán y que es el culpable de haberme contagiado con sus historias de uno de los mejores bichos viajeros, el bicho transiberiano.

Su viaje comenzó en Moscú algunos meses antes y me contaba historias de

Te Transiberiano WM

Nada mejor que un té para el frio

lugares remotos en la taiga siberiana o de paisajes nevados que observaban desde la ventana del tren mientras tomaban un té y charlaban durante horas. Su compañero de viaje, había tenido que volver a casa por qué se había roto una pierna mientras hacían una carrera de camellos en el inmenso desierto del Gobi en Mongolia.

Tundra Nevada WM

La Tundra Nevada

Quedé cautivado por ese extraño tren que recorría casi 8000kms atravesando la Rusia europea, cruzando Siberia hasta el Océano Pacífico y otras vertientes que cruzan Mongolia o la provincia China de Manchuria hasta Beijing.

Montando camellos WM

A Camello por el Gobi

Desde ese momento supe que algún día tenía que hacer ese viaje, recorrer esa tundra siberiana, tomar un té admirando los paisajes nevados y montar un camello en el desierto del Gobi. Durante 12 años ese bicho viajero me pico las tripas y no me dejo en paz hasta que en septiembre 2014 logré el objetivo aunque en dirección contraria, en un viaje increíble que comenzó en Hong Kong (con una breve escala de 3 días en Dubai y Abu Dhabi) y terminó en el círculo polar ártico de Noruega cruzando 9 países y casi 20,000kms de recorrido por tierra.

Ruta Transiberiana WM

La ruta que seguí persiguiendo ese bicho viajero transiberiano

Poco a poco estoy haciendo un recuento de esas aventuras en mi blog personal Crónica de un Viaje en Solitario (viajeensolitario.wordpress.com) y también los iré compartiendo en Quiero Volar! – Comunidad Viajera.

Para que así como yo agradezco a ese alemán desconocido, que me contagió de ese bicho.  Yo espero con estas palabras pueda contagiarte también a ti. Para que estés donde estés, imagines tu próximo viaje y esto se convierta en una epidemia de bichos viajeros.

A Volar!

Diego Carrillo


 

 

 

Mexicano por nacimiento y ciudadano del mundo por elección, Diego actualmente vive en Barcelona. Apasionado de los viajes y las diferentes culturas, disfruta de fotografiar todo aquello de sucede a su alrededor mientras viaja. Sobretodo capturar aquellos momentos cotidianos de la vida en otras latitudes y que al ojo del viajero pueden parecer exóticas.

Su reto de vida: conocer, experimentar y disfrutar más países que los años de vida que tenga. Asi que espera vivir más de 200 para poder conocerlos todos.

Motto: “Vivo para viajar, Viajo para Vivir!”

Anuncios

Un pensamiento en “El bicho viajero…

  1. Pingback: El día que decidí volar… |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s